Sin categoría

Disculpe que no sufra.

freedom-2053281_960_720

 

Inevitablemente relacionado con la actualidad sobre el juicio a varias personas por la violación de una chica hace unos meses, en esta entrada pretendo abordar un asunto que considero tan interesante como peliagudo.

Existe una actitud u opinión extendida según la cual alguien que ha sufrido una pérdida, un daño o una condición realmente dolorosa a manos de otro/a, debe presentar secuelas acordes a la gravedad del asunto, para merecer ser retribuido por ello. Pongamos un par de ejemplos para ilustrarlo:

  • Juan es despedido de manera improcedente. Tras reunirse con su abogado, decide interponer una denuncia junto al sindicato. En la semana siguiente Juan, que se siente despreciado por su antigua empresa y tiene serias dificultades para conciliar el sueño ante la incertidumbre que tiene que afrontar, se deja ayudar y acompañar por sus seres queridos, y se permite irse ese mismo fin de semana de casa rural.
  • María acaba de romper con su novio, tomando él la iniciativa. Ella estaba realmente dispuesta a seguir con la relación, y él no. En los siguientes días, ella experimenta tristeza profunda y dolor, y no deja de ir a trabajar, en su tiempo libre se permite disfrutar de las cosas que ya hacía antes, y compartir momentos con sus amigos/as.

En ambos casos, se da que una persona puede haber sufrido un daño y a la vez puede estar siendo acompañado por sus seres queridos o seguir con la disciplina de su día a día sin dejarse arrastrar. 

Es posible que quien haya sufrido un daño o similar no se esté comportando de una manera que implique deterioro de su vida, y eso es totalmente sano, además de deseable. En ningún caso, por tanto, debería invalidar el daño que ha recibido ni la retribución por ello.

¿Por qué, sin embargo, actuamos de una manera tan dura y crítica cuando vemos que alguien no se comporta como “supuestamente debería comportarse una víctima“?

Si echamos un ojo a la cultura y sociedad de la que formamos parte, estamos acostumbrados a dar razones y explicaciones por casi todo, y a casi todas horas. Esto nos lleva a asociar, casi de manera inseparable, acontecimientos, hasta el punto de otorgarles relación de causa.

  • Si no te habla, es porque…
  • Si te quiere, entonces…
  • Si tan mal está, no…
  • Si tan bien está, tampoco…
  • Eso es mentira, porque entonces significaría que…
  • Eso es verdad, porque si fuera mentira significaría que… 

 

Así, en cuanto que algo no se ajusta a esto, ya lo ajustamos nosotros.

Admitir que una chica puede disfrutar de su vida aún habiendo sido violada, es admitir que todo nuestro sistema de creencias, razones rígidas y justificaciones necesarias no es tan válido como nosotros creíamos.

Por eso, a veces es bueno recordarnos y entrenarnos en que si alguien no te habla, no tiene por qué ser sinónimo de nada; si alguien te quiere, eso no significa que su comportamiento tenga que ser el que se ajuste a lo que tú esperas; si alguien está jodido/a, eso no significa que no puedas verle disfrutar; si alguien está bien, es posible que puedas verle equivocarse; si algo es falso, no significa que lo demás no sea cierto; y si algo es cierto, no significa que todo tenga que serlo.

Todos y cada uno de nosotros podremos ir más allá, no nos conformemos con explicaciones fáciles y tentadoras (ni para acusar, ni para defender). No caigamos en eso, el dolor no tiene por qué convertirse en sufrimiento; y si ya hay sufrimiento, no tenemos por qué avivarlo. Poco se consigue atacando, mucho más educando, aunque sea un camino lento y difícil: pero los resultados de las acciones rápidas y fáciles ya los conocemos… quizás llegue un día en que nadie tenga que sentirse mal, de manera condicionada, y dar explicaciones, por no estar siendo una víctima en su día a día y a la vez poder ser retribuido/a por haber sido víctima de una agresión.

 

PD: escribir sobre este acontecimiento sin insultar, mostrar asco, rabia, ira, tristeza, decepción o pena no significa que el autor no lo sienta. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s